dimarts, 28 de juny de 2011

Lere, lere, Leiré...



Han de vindre hui a comparéixer els senadors proposat per les Corts Valencianes. Curiosament, després de tot el rebombori que armaren l'any passat els del Partit Popular per a que compareguera Leire Pajín, com que enguany no compareix perquè renuncia a ser senadora, doncs, han previst que tota la transcendència d'eixa inquisició fingidament valencianera se'n va pel desaigüe per on s'escolen normalment els fonaments, l'ètica i la representació polítiques.

És a dir, que reduiran les intervencions dels futurs senadors al màxim i no caldrà ja que els funcionaris facen hores extres —era una possibilitat— per a atendre l'esquarterament de Leire Pajín, que per a això era la comissió parlamentària. En resum, com que no compareix, no tenen ocasió de muntar cap numeret, amb la qual cosa mos estalviem un poc de vergonya pública per la política que tenim. I ara, si ja no servix de res la comissió, també l'haurien de suspendre, però, ai, això faria massa explícit i visible per a què servix tota eixa pantomima.

Quant als senadors compareixents, doncs, una petita cerca em fa topar amb una part de la seua activitat «valenciana» en Madrid. Segons el diari de sessions (número 74, 2009) del senat espanyol (que necessita millorar molt per a ser llegit en la pantalla):


- DEL SENADOR DON ALFONSO GUSTAVO FERRADA GÓMEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO, SOBRE LAS RAZONES DEL ABUSO DE ANGLICISMOS EN ALGUNAS RETRANSMISIONES DEPORTIVAS DE TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE). (Número de expediente del Congreso 178/000266 y número de expediente del Senado 681/001252.)

La señora PRESIDENTA: Pasamos a la pregunta número 12, que formula el senador Ferrada Gómez.

El señor FERRADA GÓMEZ: Señor presidente, empiezo con dos frases: «El idioma es el bien más preciado de una comunidad», y «Uno de los objetivos más importantes que tiene es poner en valor el español en el mundo», que se dijeron en el seminario de San Millán de la Cogolla —imagino que se acordará—, y que yo comparto.

Entrando en materia, extranjerismo es aquel vocablo o frase que un idioma toma de otro, generalmente para llenar una vacío de designación. Los extranjerismos existen en todas las lenguas, ya que de esa manera se enriquecen y llenan sus vacíos de designación, pero cuando se introducen sin necesidad, existiendo ya un término o varios, la lengua en la cual repercute se empobrece y se desnaturaliza.

El diccionario de la lengua española contiene en su última edición 223 extranjerismos, muchos de ellos anglicismos. De lo que se trata es de no difundir extranjerismos innecesarios. El problema ha sido abordado por la Asociación de academias de la lengua española, que consideró al deporte como un ámbito de urgente intervención en la regulación sobre la defensa del idioma, por ser un foco de extranjerismos que muchas veces son sustituibles por voces españolas.

Hablando de voces, hay voces como la del señor Lázaro Carreter que dice que el tema de los anglicismos es una batalla absolutamente perdida, que la ciencia y la técnica y también los aspectos de la vida —en este caso el deporte— los están marcando personas de lengua anglosajona. Esto me viene bien para el tema del motociclismo, al que en este caso razones no le faltan. Pero también hay otras personas, como el presidente del BBVA, que dice que es necesario potenciar el uso del castellano en Internet, donde se está jugando la posición geoestratégica del futuro. Entiendo que la Corporación Radiotelevisión Española tiene un papel muy importante de difusión y, como ya hemos dicho, de poner en valor el español en el mundo.

El profesor Chris Pratt, doctor en filología de Oxford y profesor de la Universidad de Madrid, dice que hay unos 2.000 anglicismos detectados en diversos medios de comunicación, sobre todo en televisión en general, que es su principal foco de radiación. Tengo constancia de la creciente preocupación deontológica profesional de los medios de comunicación. Hay que tener en cuenta que tanto en televisión como en radio funciona un tipo de lenguaje escrito-hablado, donde el locutor lee un texto, y es ahí donde tenemos que incidir.

Si me lo permiten —creo que voy bien de tiempo—, hay dos palabras que quisiera plantear, como es, por ejemplo, en el fútbol, el hat trick, cuya traducción es el truco del sombrero y, sin embargo, en España se entiende como 'tres goles en un partido'. También está backstage que es un innecesario anglicismo, ya que su pronunciación no está muy adaptada a nuestro idioma y existen frases con significado prácticamente idéntico; además, hay una traducción que a mí particularmente me gusta mucho, que sería entre bambalinas, lo cual daría una connotación. Pero ya entrando...

La señora PRESIDENTA: Ha consumido su tiempo, señor senador. Puede acabar en cinco segundos.

El señor FERRADA GÓMEZ: Me refería a warm-up, paddock, box, pit lane, set up, setting, motorhome, mapping, safety car, slick, slider, stop and go, que se utilizan en el motociclismo y que posiblemente es muy difícil temporizar y mucho más conjugar. Entendería que, si no fuera necesario, se tomaran las medidas oportunas.

La señora PRESIDENTA: Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN Y DE LA CORPORACIÓN RTVE (Fernández Fernández): Señoría, me parece muy oportuna su pregunta, su reclamación y sobre todo quiero poner de manifiesto el interés por parte de esta corporación para extremar las cautelas y la prudencia en el uso del lenguaje y de la defensa del español, que además es una obligación legal que tenemos, tanto en la ley como en el mandato marco aprobado por este Parlamento. Daré instrucciones, a raíz de su pregunta, para que se extreme el celo y se trate de evitar en el futuro en la medida de lo posible, sobre todo siempre que exista la alternativa en español, porque siempre tenemos dudas.

PC llamamos al ordenador y es un anglicismo que viene de personal computer. Voleibol es un deporte olímpico que no tiene traslación de momento al castellano. (Varios señores diputados y señores senadores: «Balonvolea.») Todo el mundo conocemos por fútbol lo que tendría que llamarse, según su teoría y en defensa del uso del español, balompié. Muchos de los deportes de hoy en día tienen su origen en Gran Bretaña, entre ellos dos de los más populares, el fútbol y el tenis —usted ha citado también las motos—, la mayoría conserva aún esa terminología originaria y, aunque en buena parte se ha traducido al español, hay algunos términos que se siguen utilizando en inglés.

Este asunto nos ha llevado a desarrollar algunas iniciativas en colaboración con la Fundéu y el propio consejo de administración ya ha tomado algunas iniciativas que pueden ayudar a mejorar precisamente el trabajo de los profesionales de Radiotelevisión Española en este aspecto.


Sembla que s'interessa el senador Ferrada Gómez pels problemes lingüístics valencians més acuciants:


  • Pregunta sobre las razones del abuso de anglicismos en algunas retransmisiones deportivas de Televisión Española (RTVE).
    Expediente: 681/001252
  • Pregunta sobre las gestiones para mejorar el uso del idioma en las retransmisiones deportivas de RTVE.
    Expediente: 681/001367


  • A pesar del que indiquen les dades del síndic de greuges sobre la discriminació lingüística que patim els ciutadans valencians, al senador Ferrada Gómez només sembla que li preocupen els anglicismes que detecta en castellà. Eixa és la representació política que tenim. Ai, quin pesar, Maluenda Verdú —el president de la comissió— s'ha quedat sense Leire Pajín. Tant com li agradava jugar amb eixe cognom...
    Publica un comentari a l'entrada